Mi Otro Yo.

      No Comments on Mi Otro Yo.

MI OTRO YO: Ok, cabrón, dime, ¿de que te arrepientes?

YO: “Pues, de nada.”

MI OTRO YO: “Imposible, pendejo. Tiene que haber algo en tu puta vida que hayas hecho que ahora te arrepientes. No me vengas con esas  mierdas de siempre.”

YO: “No me arrepiento de nada. Basta ya de tonterías.”

MI OTRO YO: “No son tonterías. Todos nos arrepentimos de algo. Todos cometemos errores. Estoy seguro que tú también.”

YO: “Oh, errores he cometido por montones….”

MI OTRO YO: “Entonces, dime, ¿de qué te arrepientes?

YO: “No chingues. Ya te he dicho que de nada.”

MI OTRO YO: “¡Puta madre! Dices que has cometido un chingo de errores y no te arrepientes. No te entiendo, cabrón.”

YO: “He cometido errores, cierto. Y muchos. Pero no puede arrepentirme de errores. Los errores son el resultado de intentar hacer algo. He intentado muchas cosas, algunas sale bien, otras no tan bien. Pero no por eso me voy arrepentir de haberlo intentado. A veces triunfamos, a veces no. Creo que peor es no intentarlo.”

MI OTRO YO: “Pero debe haber algo en tu vida que tal vez quisieras que haya sido distinto.”

YO: “No. Quizás me hubiera gustado que ciertas cosas no hayan ocurrido o que otras si hayan ocurrido. Pero eso no significa que me arrepiento de algo. A mí nadie me obligó jamás a hacer algo contra mi voluntad. Todo lo que hice lo hice porque quise hacerlo. Que algunas cosas no hayan resultado ser lo que yo hubiera querido es otra cosa.”

MI OTRO  YO: “¿Como cuáles?”

YO: “Muchas, pocas, algunas. No es necesario entrar en detalles. Ya pasaron o no pasaron.”

MI OTRO YO: “Hmmm, eso me hace pensar que ocultas algo. Que te arrepientes de algo y no quieres decirme.”

YO: “Todos ocultamos algo. Nadie comparte todo. Siempre tenemos algo que preferimos no se sepa. Pero eso no es arrepentirse. Eso es reservarse ciertos aspectos personales que no necesitan compartirse.”

MI OTRO YO: “¿Por qué?”

YO: “Pues, porque a nadie le importa y a nadie afecta.”

MI OTRO YO: “Entonces eres el único pinche pendejo que no te lamentas de nada porque…”

YO: “¿Lamentarme? Eso no es arrepentirse. No jodas. Yo me lamento de mucho.”

MI OTRO YO: “Arrepentirse, lamentarse…la misma  mierda.”

YO: “Por supuesto que no es lo mismo, comemierda. Arrepentirse es sentir pesar por algo malo que se ha hecho o pesar por no haber hecho algo. Ya te dije que a mí nadie me obligó a hacer algo. Yo todo lo hice porque quise. Soy el único responsable. No me puedo arrepentir de algo que yo hice porque quise. Y si dejé de hacer algo, pues, también lo dejé de hacer por mi decisión propia.”

MI OTRO YO: “Ok, ok…¿Entonces, dime, que lamentas?”

YO: “No hay tiempo ni espacio para todo lo que lamento. Pero lamento que Obama sea presidente, que hayan tanta negrería/gentuza/indiada/basurablanca que lo apoye, que hayan liberales, que Univision no me venda tiempo en La Tremenda, que no encuentre un pinche abogado que quiera demandar a Univision, que se celebre el orgullo gay, que hayan pendejos que crean en el Cambio Climático. Te digo, podría estar escribiendo por horas. Pero ya es tarde. Creo que con eso tienes una idea que lamento mucho pero no me arrepiento de nada.

Leave a Reply