El Mito de la Discriminación.

      No Comments on El Mito de la Discriminación.

El racismo y la discriminación racial existen. Nadie lo niega. Sin embargo, debemos analizar a fondo que tanto efecto tiene la discriminación y el racismo en la realidad de los negros. Y esto es importante porque si se acepta que la discriminación racial es la causa de los problemas de los negros cuando realmente no lo es, entonces jamás se llegará a una solución.

En 1950 las familias negras encabezadas por mujeres eran menos del 15 por ciento. Hoy son más de 70 por ciento. ¿Es eso un factor importante?

Un estudio sobre las familias esclavas del siglo 19 revela que más del 80 por ciento de esas familias  incluían al padre, la madre y los hijos.

En Nueva York, en 1925, 86 por ciento de las familias negras tenían padre y madre en la casa.

El índice de nacimientos ilegítimos de bebes negros en 1940 era de 14 por ciento. Hoy es casi el 80 por ciento. ¿Significa algo esto?

Las estadísticas y la historia demuestran que las familias negras eran más estables en cualquier periodo de nuestra historia, incluyendo la esclavitud, que en la actualidad. Los negros eran  moralmente saludables, tenían una mejor calidad de vida aun cuando existía una mayor discriminación. Entonces, ¿cuál es ese Legado de la Esclavitud que por tanto tiempo activistas negros han culpado por sus problemas? Si es que tal cosa existe, pues parece que se demoró varias generaciones para llegar. Es ahora que los negros como grupo están en peor situación.

Según estadísticas del Buró del Censo,  el índice de pobreza entre los  negros es de 28.7 por ciento. Sin embargo, hay otra estadística del mismo Buró del Censo que no recibe tanta atención o análisis: el índice de pobreza en matrimonios negros. Ese índice se ha mantenido por debajo de 8 por ciento por más de treinta años. ¿Importante?

Por supuesto que es importante. Una débil estructura familiar no solo resulta en problemas económicos y de dependencia, sino que también contribuye a un deterioro social y moral que tiende a resultar en violencia, promiscuidad y otros aspectos negativos que pueden incluso llevar a jóvenes a una vida criminal o a ser víctimas de crímenes.

En Estados Unidos más de 7,000 negros son asesinados. El 94 por ciento de las veces el asesino es otro negro.

Entre 1976 y 2011 hubo 279,384 negros asesinados.

Los negros representan menos del 13 por ciento de la población de Estados Unidos pero son más del 50 por ciento de las víctimas de homicidios. Los negros son también en inmensa mayoría las víctimas de asaltos, robos y violaciones. Y son otros negros, en inmensa mayoría, quienes cometen esos crímenes.

Para poner todo esto en perspectiva proporcional, en la Guerra de Corea murieron 3,075 negros. En la Guerra de Vietnam murieron 7,243 negros. Y en todas las guerras posteriores a 1980, murieron unos 8,200 negros. El total asciende a unos 18,500. Comparen y se darán cuenta que un joven negro tiene mejores probabilidades de llegar a la madurez en campos de guerra en Irak y Afganistán que en Chicago o Detroit o Newark o Los Angeles o cualquier otra ciudad.

Y no he mencionado nada sobre la educación académica de los jóvenes negros. Es un desastre. Los estudiantes negros de último año (grado 12) en general leen, escriben y procesan información científica y matemática a un novel de estudiantes blancos de sexto grado.

 

Los problemas que tienen un impacto devastador en la comunidad negra no son consecuencia de discriminación racial o el “legado de la esclavitud.” Son problemas sociales de una comunidad que le dedica más tiempo a quejarse y protestar que a hacer un esfuerzo por prosperar y mejorar sus vidas.

Leave a Reply