Dices que soy prepotente…yo digo que eres un imbécil.

Dices que soy prepotente. Yo digo que eres un imbécil. ¿Quién tiene la razón?
(Prepotente: que tiene más poder que otros. Que abusa del poder.)

Yo no soy, ni he sido, alcalde o gobernador o congresista o presidente. Tampoco he sido jefe de nada o patrón de alguien. No he tenido negocio con empleados. A nadie dirijo o superviso. No impongo nada. No tengo poder.

No puedo ser prepotente.

Durante años he pedido que se demuestre, que se pruebe que he sido prepotente y que de alguna manera he abusado de poder. He pedido públicamente que alguien pruebe que le he causado daño personal o laboral.

Jamás se ha podido probar eso. Nadie ha presentado la más remota evidencia.

Yo, sin embargo, si puedo probar, si puedo demostrar que durante todos esos años mi espacio ha sido invadido por imbéciles.

¿Por qué persiste esa percepción errónea de mí?

Siempre he sido muy claro y muy consistente en mis comentarios. Conmigo no hay dudas; conmigo no hay eso de malas interpretaciones. No ando con titubeos ni con expresiones vacías. Y siempre explico en detalle todo lo que digo y escribo para que, precisamente, no haya equivocaciones o malas interpretaciones después.

Pero, aun así, hay quienes insisten en esas percepciones erróneas. ¿Por qué? Cuando demuestro, cuando pruebo que están equivocados, evaden y aun no aceptan o reconocen que están equivocados.

Honestamente, yo creo que eso es envidia y resentimiento. Y mucha estupidez. Parece que les molesta que alguien como yo logre algo de prominencia y éxito. Parece que no les gusta que alguien como yo les restriegue la verdad en sus caras.

 

Leave a Reply