Campaña 2016.

      No Comments on Campaña 2016.

Jamás en la historia de nuestro país hemos sido testigos de una campaña presidencial como la actual. Un anciano socialista contra una mujer que podría terminar en prisión, luchan por la nominación demócrata. Los republicanos están pero. Comenzaron con 17 candidatos. Tres de ellos sin haber competido o haber ocupado un puesto político. Uno de esos un neurocirujano negro y una mujer empresaria con dudoso pasado. Y Donald Trump. Un billonario que nunca ha aspirado a un puesto público y que ni siquiera es republicano. Por otro lado, un par de senadores novatos que están tratando de aniquilarse uno al otro y dicen que son amigos, que no se trata nada personal. Y el partido republicano está haciendo todo lo posible para que Hillary Clinton sea la ganadora de las elecciones en Noviembre. El partido rechaza a Trump, no quiere a Cruz y han llegado a la conclusión que Rubio no tiene lo que él cree tener. Y ahora el partido ha sacado de un polvoriento armario a Mitt Romney, un fracasado perdedor que en 2012 fue el peor candidato en la historia. Un hombre que pudo y debió haber derrotado a Obama. Pero que por pendejo, inepto, cobarde, corrección política y moderación, le entregó la reelección al peor presidente en la historia de Estados Unidos. Y ahora resulta que Romney es el salvador de partido. Pronuncio un discurso en el que dijo que Trump es un fraude, un farsante y un mentiroso. Y dijo que si Trump es el nominado del partido, Hillary Clinton gana la presidencia. Nunca antes en la historia de Estados Unidos un partido político realiza una campaña para impedir que el candidato de su propio partido que lidera en el voto de primarias y en todas las encuestas sea el nominado. El partido republicano está a punto de auto destruirse, quizás ya lo logró. Si le impiden a Trump la nominación que parece rumbo a ganarla, Trump se lanzará como independiente y eso garantiza la victoria de los demócratas. Si le permiten a Trump obtener la nominación pero no lo reconocen o apoyan, ganan los demócratas. Es posible que Trump pierda con la Clinton aun con reconocimiento y apoyo del partido republicano, pero al menos será convencionalmente. Sin embargo, si el partido apoya a Trump, le ofrece todos los recursos, trabajan con él para llegar a un acuerdo y designan un candidato vicepresidencial que pueda ayudarlo en estados donde pudiera ser débil, entonces las posibilidades mejoran. El partido es culpable de mentir durante años y es débil y cobarde por no atacar a Obama y ala Clinton. Y más importante, el partido se alejó de su base conservadora. ¿Por qué creen que Trump y Cruz son los que más aceptación han logrado en las primarias? El partido republicano le dio más importancia a la corrección política y a la moderación. El voto a Trump es mayormente un voto de frustración. Los conservadores apoyan a Cruz. Si el partido republicano no reconoce sus errores, está condenado a muerte. El problema es que eso también resultaría en el fin de Estados Unidos como el mejor país en la historia de la humanidad. La mierda que arrastran los demócratas, minorías, liberales, maricones y lesbianas, resentidos anti estadounidense destruirán a mi país. Yo no simpatizo con Trump, yo voté por Cruz en las primarias del Martes. Pero si Trump es el nominado, votaré por él. Es vital que Hillary Clinton llegue a la presidencia. Lo que tenemos que hacer para salvar al país es impedir una victoria demócrata en Noviembre. Temo que el partido republicano no está interesado en salvar al país.

Leave a Reply